«El libro de Boba Fett»: la antesala trajo una difícil decisión para Grogu que nos deja en suspenso
[ALERTA SPOILERS] Ya está disponible ‘Del desierto llega un forastero’, el sexto y penúltimo episodio de ‘El libro Boba Fett’.

La sexta entrega de «El libro de Boba Fett» vuelve a sorprender a los fanáticos del universo de Star Wars, especialmente por la conexión directa con la trilogía original y la aparición de un antagonista que será trascendental en el episodio final de la serie.

«Del desierto llega un forastero» es el título de la antesala que volvió a sentirse como un episodio más de The Mandalorian, alejándose de las andanzas del protagonista y reencontrando a la audiencia de la primera serie original de Star Wars para Disney+.

El sexto episodio inicia con una vista de los paisajes de Mos Pelgo, donde unos Pyke intentan traficar con especias, pero pronto son sorprendidos por Cobb Vannt (Timothy Olyphant), quien luego de su aparición en The Mandalorian, vuelve para impedir esta ilícita actividad en su territorio.

Tras un fugaz enfrentamiento con los intrusos, el comisario decide dejar con vida a un traficante para dejarle en claro que no permitirá más negocios fraudulentos en su pueblo. Vannt se queda con un cofre lleno de valiosa especia que termina desechando, pero es consciente del peligro que ahora acecha a Mos Pelgo.

Tras los acontecimientos del quinto capítulo de «El libro de Boba Fett», Din Djarin (Pedro Pascal), decide hacer una visita a Grogu para entregarle una armadura de beskar como símbolo de amistad. El Mandaloriano fue recibido por R2-D2, quien lo lleva hasta el lugar donde se construye una escuela Jedi.

Luego de una larga espera, ‘Mando’ nota la sorpresiva presencia de Ahsoka Tano, quien decide llevarlo al lugar donde Luke Skywalker estaba entrenando a Grogu. Sin embargo, la guerrera jedi le hace saber que este reencuentro terminaría por complicar las cosas al pequeño.

Djarin cree que es mejor abandonar el lugar para no interferir con el entrenamiento de Grogu, pero antes decide entregar la pequeña armadura de malla a Ahsoka para que pueda entregársela al expósito.

EL REECUENTRO ENTRE EL MANDALORIANO Y BOBA FETT
‘Mando’ toma su nave de regreso a Tatooine, precisamente al palacio de Boba Fett, donde junto a Fennec Shand, Krrsantan y otros vasallos analizan el plan para detener la invasión del Sindicato Pyke, pero para hacerle frente a esta amenaza se requerirán de soldados.

Fue entonces que Din Djarin se ofrece a buscar ayuda y decide dirigirse a Mos Pelgo para solitar apoyo a Cobb Vanth. Aunque muchos pobladores no están convencidos de luchar por Boba Fett, el comisario intentará hacer lo posible para unirse contra la invasión de los intrusos.

DEL DESIERTO LLEGA UN FORASTERO
Cuando Vanth intentaba convencer a su gente de por qué deberían luchar con contra los Pyke, una figura misteriosa aparece en medio del desierto. Era Cad Bane, el conocido cazarrecompensas que fue presentado en la serie animada The Clone Wars, y que, en esta ocasión, regresa para amenazar a todos lo que estén en contra del Sindicato Pyke.

Por otro lado, los Pyke llegaron a Mos Espa para detonar una bomba en el bar de Garsa Fwip, lo que significa un claro mensaje a Boba Fett y el inicio de una dura batalla por el control de Tattoine.

GROGU DEBERÁ DECIDIR ENTRE SER UN EXPÓSITO MANDALORIANO O UN JEDI
Pese a los entrenamientos, Luke Skywalker percibe que Grogu aún no está convencido de tomar el camino de la fuerza y sabe que en cualquier momento puede sucumbir ante el apego del Mandaloriano. Es consciente de que el pequeño sólo tiene una opción: regresar con su amigo Din Djarin o continuar por el camino de los jedi.

Para hacerlo, Luke muestra a Grogu la armadura que el Mandaloriano le llevó de regalo y también el sable de luz que perteneció al Mestro Yoda. El pequeño deberá elegir su camino ¿Cuál es la opción que tomará? la respuesta será revelada en el último capítulo




Source