? Vía Mag. | Isabella Prusak-James, de 21 años, viajaba en avión cuando un gran bostezo causó que su mandíbula se dislocara repentinamente. ??

El drama de una joven que bostezó y se dislocó la mandíbula



Source